Ocupación de oficinas en la CDMX a la baja por pandemia

La ocupación de las oficinas en la CDMX se mantuvieron a la baja por la pandemia causada por el COVID-19.

Durante el segundo trimestre del 2020, la vacancia en las oficinas de la Ciudad de México aumentó debido a que, como sugerencia del Gobierno Federal, las medidas sanitarias se hicieron más estrictas.

En un inicio se planificó la entrega de 98.5 mil metros cuadrados, sin embargo, sólo se concretó 9% de lo estimado.

En los espacios de la clase A hubo un incremento del 9% en la desocupación en comparación con los tres meses anteriores, y de 30% al equiparar las cifras del segundo trimestre de 2019, un período donde destacó la sobreoferta.

De hecho, ni siquiera se comenzó la construcción de inmuebles de este tipo debido a la suspensión de las obras así como a la incertidumbre de los desarrolladores.

«El precio promedio en renta en la capital registró un ajuste a la baja de 6% respecto al mismo trimestre del año anterior, observando una tendencia de adaptación a las nuevas demandas del mercado y ante la presión que las tasas de vacancia está generando», relata un informe de la consultora Solili.

Antes de que comenzara la pandemia, se planificaba la entrega de 98.5 mil metros cuadrados, pero el cierre de las oficinas, en algunos casos de manera definitiva, derivó en sólo 9% de proyectos entregados.

Además, de acuerdo con Solili, al cierre del segundo trimestre de 2020 se reportó en la Ciudad de México «una contradicción anual de 62% y una trimestral de 65% en la demanda bruta de espacios corporativos, y por primera vez en los últimos cuatro años, la demanda neta dio como resultado cifras negativas; “que evidencia la crisis por la que atraviesa el segmento inmobiliario de oficinas a raíz de la pandemia».

Lee también: ¿Cuál es el protocolo que deben seguir las construcciones por la pandemia?

La consultora estima que por el resto del 2020, habrá un aumento en los volúmenes de subarrendamiento, así como el home office, la reestructuración financiera de las empresas y claro, el aumento del desempleo de millones de mexicanos.

Una parte positiva para el sector inmobiliario será que algunos empresarios requerirán ampliar sus espacios y necesitarán arrendar mayores espacios físicos, aunque no sea el 100% de empleados los que regresen a sus oficinas.

Podría interesarte:

Leave a comment

Abrir chat