Hay ventilacion suficiente en los salones de clase

Regreso a clases revela escasez de información sobre infraestructura en escuelas

Más de once millones de alumnos volvieron a las aulas después de más de quince meses de haber abandonado las escuelas para tomar sus clases remotamente. Sin duda, el regreso a clases revela escasez de información sobre la infraestructura en escuelas, y en sí, infraestructura que deja mucho qué desear.

Dentro de los protocolos para hacer más seguro el regreso a las aulas se encuentra la toma de temperatura, el monitoreo de síntomas, el uso de mascarillas y gel antibacterial.

No obstante, la ventilación es un punto clave para poder tener mayor seguridad ante algún contagio de Covid-19. La pregunta es, ¿las escuelas cuentan con las ventanas suficientes e instalaciones con las que se pueda garantizar que son un espacio seguro?

No hay datos que revelen si todos los inmuebles educativos cuentan con ventajas suficientes y espacios ventilados en estos espacios en donde los padres de familia deciden si enviar a sus hijos.

escasez de informacion de infraestructura en escuelas
*Foto: Unsplash

Falta de suministro de agua en escuelas

Además de este problema, también se ha registrado falta de agua en muchas escuelas, de acuerdo con Marco Fernández, coordinador del programa Educación de México Evalúa y profesor de la Escuela de Gobierno del Tec de Monterrey, 4 de cada 10 en el país no tiene suministro. Aunque para él este no es el verdadero problema, pues el agua puede sustituirse con gel antibacterial o bien con pipas de agua.

Para el coordinador, el verdadero problema radica en la falta de información para determinar los planes adecuados respecto al inventario de las escuelas. «Lo único que tenemos público de información es el estudio de infraestructura del Instituto Nacional de Estadística y Geografía que data del 2018. Eso retrata al gobierno de cuerpo entero: cómo desprecian el uso de la evidencia para hacer sus acciones», confirma.

¿Hay ventilación suficiente en las aulas?

Respecto a este dato que podría ser clave para un espacio seguro, El Financiero realizó un estudio en el que se preguntó a las familias si consideraban si había suficiente ventilación en los salones de clase. La respuesta que por cierto, no publicada, indica que el 45% considera que no.

regreso a clases revela escasez de información sobre la infraestructura en escuelas
*Foto: Unsplash

Infraestructura escolar deficiente

De acuerdo con datos existentes, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) estableció que el desarrollo de infraestructura física de las escuelas es deficiente e inadecuado.

Un estudio realizado en 2018, señala que de las 145 mil 704 escuelas de educación básica diagnosticadas por el INEE, el 31% presentaba daño estructural y 335 no funcionaban apegadas a la normatividad establecida. Por esto se recomendó crear un sistema de información nacional sobre las escuelas que se actualizara constantemente, sin embargo, esto no ha sucedido.

En dicho análisis se calificó la ventilación en las aulas. De acuerdo con los resultados, las escuelas indígenas eran las que tenían peores condiciones ambientales, puesto que menos del 50% contaba con buena ventilación. Por su lado, en las escuelas privadas el margen fue de 93.6% y en las primarias el 68.8% de los docentes de cuarto a sexto año consideró que la ventilación era adecuada para el ambiente del aula.

protocolos para hacer más seguro el regreso a las aulas
*Foto: Unsplash

Lee también: Las ventajas de las aulas prefabricadas

Datos poco precisos sobre la infraestructura escolar

No solo la percepción sobre el dato de la ventilación es un tanto incierta, en general no se cuenta con datos generales que podrían ser bastante útiles para implementar las estrategias adecuadas para cada escuela y así mejorar el flujo del aire.

«Definitivamente no se debe optar por poner a niños en burbujas de plástico, pero sí se deberían entender cuáles son los problemas intrínsecos de cada aula y modificarlo escuela por escuela», comenta Lucía Santa Ana Lozada, académica de la Universidad Nacional Autónoma de México y experta en arquitectura académica.

«El programa de Edificios Saludables aconseja entre cuatro y seis recambios de aire por hora en las aulas, esto mediante una combinación de ventilación y filtración», declara el diario The New York Times en una simulación de un espacio con contagios reducidos.

Aulas prefabricadas para solucionar espacios inadecuados

Como sabemos, los expertos en el tema, coinciden en que una buena ventilación es la manera más eficaz y práctica de eliminar los contaminantes de un espacio. En caso de que la estructura de las escuelas no sea la adecuada, habría que hacer la implementación para garantizar espacios más abiertos, pero los costos pueden ser elevados y los tiempos un arma de doble filo.

Para esto, las aulas prefabricadas pueden ser de gran utilidad, pues además de ser mucho más costeables como proyecto, sus tiempos de producción para un resultado hecho a la medida pueden ser una buena jugada para no tener que seguir postergando las clases presenciales de los alumnos. Contacta en este enlace a los expertos en aulas prefabricadas, además de casetas, oficinas o bodegas con este mismo fin.

Podría interesarte:

Ventajas que debes conocer de la lámina multipanel

Después del sismo se instalaron aulas prefabricadas en la CDMX

Leave a comment

Abrir chat